Insonorizar nuestro local

Recomendaciones para insonorizar el local

Es recomendable que antes de realizar la auditoría Acústica nos aseguremos que el aislamiento acústico de nuestro local cumple con lo establecido en la normativa, de esta forma, nos evitaremos  el tener que realizar una nueva Auditoría acústica en caso de que el aislamiento acústico sea insuficiente.

Tipos de empresas que insonorizan locales

Si tenemos que insonorizar el local, nos encontraremos con tres tipos de empresas que trabajan insonorizando locales:

–          Aquellas empresas que NO hacen ningún tipo de medición de aislamientos previa. Al no conocer el aislamiento acústico del que partimos, la solución ira encaminada a trasdosar todas las paredes y pilares, colocar dobles y hasta triples techos  e incluso suelos acústicos para de esta forma asegurar que se alcanzará el aislamiento acústico exigido. La consecuencia es un derroche de material y mano de obra que se traduce en un incremento muy considerable en el presupuesto para insonorizar nuestro local.

–          Aquellas empresas que previamente a iniciar la obra miden el aislamiento acústico existente y normalmente diseñan la insonorización del local en base a las propiedades aislantes de los materiales acústicos a emplear, es decir, con valores procedentes de tablas teóricas. El problema es que de esta forma difícilmente puedan garantizar el resultado final de aislamiento acústico pues no se conoce el comportamiento acústico de nuestro local respecto a otro recinto colindante que en la mayoría de los casos será una vivienda. No sabemos cuánto ruido se transmite a la vivienda colindante a través del techo o cuánto es transmitido por paredes, pilares e incluso suelo. En tal caso, las consecuencias pueden ser es que al finalizar la obra nos podamos encontrar la desagradable sorpresa de que el aislamiento acústico obtenido no supera los mínimos exigidos en la normativa.

–          Por último, la opción más recomendable, empresas que mediante  la tecnología necesaria, son capaces de además de conocer el aislamiento existente antes de proceder a insonorizar, pueden medir el nivel de ruido transmitido por cada uno de los elementos constructivos de nuestro local y simular mediante programas informáticos el comportamiento de esos elementos constructivos según se aplique una solución u otra. La consecuencia es una optimización de materiales, mano de obra y tiempo de ejecución de la misma, que se traduce en un ahorro económico muy considerable y que sobrepasa con creces a la inversión realizada en la contratación del estudio previo a la insonorización de nuestro local.

Beneficios de insonorizar nuestros locales

El sistema es lo suficientemente fiable como para permitir garantizar el resultado final de aislamiento acústico que se va a obtener una vez finalizada la obra de acondicionamiento acústico.

En resumen, ahorro económico garantizado y seguridad en el cumplimiento de los requisitos de aislamiento acústico señalados en la normativa.

Normativa de Insonorización de locales

La normativa actual exige que nuestro local esté insonorizado respecto a viviendas y locales colindantes. En caso que nuestro colindante sea una vivienda (nuestro vecino), el aislamiento acústico que tenemos que tener es de más de 60 dB(A) para el caso de Bares, Restaurantes, Cafeterías… y más de 70 dB(A) si es un Pub con ambientación musical.

Empezar la obra de insonorización sin haber realizado ninguna medición acústica, supone que no conocemos desde qué aislamiento partimos ni cómo se comporta acústicamente nuestro local, es decir, a través de qué elementos constructivos transmitimos ruido a la vivienda colindante. Las consecuencias negativas pueden ser:

  •  Que nos quedemos cortos y no alcancemos el aislamiento acústico que necesitamos
  •  Que derrochemos material y por lo tanto dinero
  •  Las dos cosas, que gastándonos una barbaridad de dinero no lleguemos al aislamiento acústico que exige la normativa.

Creencia y mitos de la insonorización del techo de los locales

Existe la creencia muy extendida, en que se considera que el aislamiento acústico de nuestro local respecto a la vivienda de nuestro vecino lo solucionaremos insonorizando solamente el techo. Esto es un error, el aislamiento respecto a la vivienda colindante vendrá dado en mayor o menor medida por cada uno de los elementos constructivos de nuestro local: Techo, paredes, fachada, pilares y Suelo. La solución radica en conocer y cuantificar la influencia de estos elementos sobre el aislamiento global.